Crean robot ingerible capaz de cerrar heridas o dar fármacos

Su hijo se tragó una batería pequeña? En el futuro, un robot diminuto fabricado de tripa de cerdo la atrapará y expulsará.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts están trabajando en un robot que puede tragarse y utilizarse para cerrar heridas o suministrar fármacos.

También podría retirar un objeto extraño como las pequeñas baterías con forma de disco que pueden resultar mortales si los niños se las tragan.

Los investigadores llaman a su experimento “robot origami”, en referencia a la técnica de papiroflexia japonesa, porque se dobla hasta formar un cubo de hielo del tamaño de una píldora y después se despliega tras llegar al estómago, cuando se derrite el hielo.

“La persona se traga el robot y cuando llega al estómago, el hielo se derrite y el robot se desdobla”, explicó Daniela Rus, la profesora que dirige el laboratorio de Ciencias Computacionales e Inteligencia Artificial del MIT. “En ese momento es cuando podemos dirigirlo a un lugar preciso”.

El experimento aún está lejos de las pruebas en humanos o animales. Por ahora, los investigadores lo prueban en un estómago artificial fabricado de silicona.

Rus explicó que una de las misiones más importantes del robot es que podría salvar la vida de los niños que se tragan esas pequeñas baterías en forma de disco. En caso de ingesta, la batería puede quemar rápidamente el tracto estomacal y puede ser fatal.(AP).

Para más novedades en tecnología, visita Abriendo Brecha.

Artículos relacionados

Deja un comentario

*