Facebook nos dará menos publicidad

La actualización del algoritmo penaliza a marcas y prensa para dar prioridad a los perfiles personales. /

A diferencia de Twitter, Facebook no muestra el contenido por orden cronológico estricto, sino que lo baraja y reparte según el algoritmo.

Facebook quiere más fotos de las vacaciones, más mensajes apoyando un equipo de fútbol, más graduaciones y más fiestas de cumpleaños. La última actualización de su algoritmo, la salsa secreta que decide qué se muestra antes a cada perfil basándose en su historial de navegación, actividad y amigos, va a mostrar más imágenes, vídeos y enlaces de amigos y menos de marcas y medios.

Esto no quiere decir que la compañía ataque directamente a los medios, pero sí que sus páginas oficiales van a perder poder de difusión. Tampoco significa que el contenido de los medios se vea menos, pero sí tendrán más visibilidad si los usuarios los comparten en sus muros que si el medio lo publica en su página. Buzzfeed o Tasty, dos medios nativos de internet, cuya meteórica estrategia de crecimiento se ha centrado en la red social, no se han pronunciado al respecto. En todo caso, Facebook deja abierta la puerta a la publicidad como fórmula para ganar difusión.

Facebook, que cuenta con más de 1,650 millones de usuarios activos, insiste en que su finalidad es conectar el mundo y que tiene sentido que los amigos y familiares tengan prioridad. En un documento firmado por Adam Mosseri, responsable de News Feed, como se denomina a la portada principal en la que se publican los contenidos, se deja claro que las noticias y el entretenimiento tienen un papel secundario. “Cada vez ponemos más empeño en proyecto que hacen que los usuarios se expresen con sus amigos, que aprendan de ellos y conversen entre sí”, declara.

A diferencia de Twitter, Facebook no muestra el contenido por orden cronológico estricto, sino que lo baraja y reparte según el algoritmo con la intención de personalizarlo para hacerlo del agrado de sus consumidores. Instagram, propiedad de Facebook, mantiene el orden cronológico, aunque ya ha anunciado, hasta en dos ocasiones, su intención de adoptar un algoritmo. La reacción adversa por parte de la comunidad ha frenado esta medida.

Durante la enconada campaña de las primarias de Estados Unidos el Partido Republicano acusó la red social de reflejar su sesgo político a la hora de mostrar el contenido. Sheryl Sandberg, la número dos de Facebook, fue la encargada de bregar con ellos y aclarar que todo se debía a la tecnología, no a las personas que están detrás.

Mosseri insiste en que el cambio no es definitivo, sino que se va a ir modulando de manera continua para adaptarse al gusto de sus clientes, es decir, de los perfiles. Facebook analiza el comportamiento de sus usuarios de manera minuciosa. Tanto que incluso sabe qué se tecleó en ese mensaje que finalmente no se publicó en el muro. Son conscientes de que la cantidad de contenido generado por los usuarios ha descendido y desde hace dos meses están experimentando para impulsarlo con mensajes de bienvenida prefabricados.

De ahí que invite a mostrar el apoyo a la selección de fútbol que esté jugando, ya sea la Eurocopa o la Copa América. Toman como referencia la nacionalidad, así como la localización del usuario. No es extraño tampoco que usen festividades locales o reivindicaciones como el Orgullo Gay como gancho para compartir el punto de vista al respecto. El pasado domingo, a todo el que se ha declarado como español, le insinuaba que declarase si ya había votado. Son, claramente, mensajes que tienen relación con la actualidad y con temas de debate en la calle. Su ambición es trasladar esas conversaciones al ciberespacio.

El nuevo algoritmo también afectará al contenido nativo de Facebook: los Instant Articles y los vídeos en directo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

*